No creerás la crueldad que vive a diario el personal textil que fabrica tu ropa

El (O.I.T) Organización Internacional del Trabajo, informó en 2013 que 168 millones de niños trabajan arduamente hasta el momento y que 85 millones de ellos en puestos sumamente peligrosos. Gran cantidad de estos pequeños se dedican a trabajos textiles, para grandes y pequeñas empresas a nivel mundial.

Es un hecho que en muchos países es prohibido la explotación infantil pero esta información brindada causa escalofríos, porque parece que es ignorada en muchos lugares del mundo. Otro dato proporcionado es que los niños están directamente trabajando con casi todos los procesos de fabricación textil. Desde que empieza la producción con recolección de materiales a finalizar con detalles de acabado.

1

2

3

Estudios realizados por la Escuela de Estudios Orientales y Africanos (SOAS) en el 2009, confirmó que al menos el 86% de los colegios en Uzbekistan en la temporada de algodón del 2008, fueron obligados por el gobierno a trabajar por demandas solicitadas. A cortas edades de 11 a 14 fueron reclutados y contratados a trabajar para recoger un promedio de 15 a 70 kilos al día de algodón diario.

4

5

Gulnara Karimova hija del presidente de Uzbekistan, fue descartada a participar de la Semana de la Moda de Nueva York, por motivos controversiales a este tema y bajo mucha presión hecha por MNG y Mercedes Benz. Actualmente Karinova se encuentra bajo arresto domiciliario desde febrero del año pasado, por complicidad y delitos de corrupción.

6

7

8

En esta foto se pueden apreciar niños de Uzbekistan recolectando en la temporada de algodón del 2011. Muchas marcas estaban solidarias con el tema y se intentó boicotear el algodón uzbeko. En realidad no se ha visto mucha diferencia desde que se hizo una fuerte campaña en contra a esta crueldad.

9

10

Algo también parecido sucede en Banglades, niños son obligados a trabajar por horas armando las piezas de ropa, existe un descontrol de seguridad y de condiciones en estos lugares dentro de las fábricas. Claudio Montesano Casillas se ha encargado de fotografiar todo esto para mantenernos enterados a todos de las condiciones vividas por todos estos pequeños.

11

Aquí vemos una de las fábricas textiles clandestinas fuera de la capital, Daca. Esta niña elimina los puntos adicionales de los pantalones, se calcula que un millón de niños se encuentran trabajando entre 10 y 14 años de edad y parece ser que conforme la edad aumenta la cantidad de niños.

12

13

Con estos rostros parece ser que estos pequeños no asisten a la escuela porque solo tienen solo medio día libre a la semana. Los salarios de estas fábricas clandestinas son de 9 euros al mes, ya sea para adultos o para los niños. Exhibidor de pantalones para los distribuidores, elaborado por los niños en una fábrica clandestina en Daca.

Los pequeños laboran alrededor de 6 a 6.5 días a la semana desde que amanece hasta que anochece. Unos niños duermen dentro de los talleres. Niños duchándose dentro de los talleres.

14

Las condiciones de estos lugares donde los niños trabajan son garrafales sin ningún tipo de preocupación, completamente expuestos a incendios o a derrumbes, en Savar un edificio de 8 pisos se vino abajo provocando la muerte de 1127 personas aproximadamente. Se calcula 700 mil personas trabajando en la industria textil en Camboya, entre ellos niños camboyanos.

15

Lo mismo sucede en Vietnam, una seria explotación infantil de la cual es muy difícil controlar, llegando ahí de manera cruel también por ser vendidos por sus mismos padres de lugares como aldeas, vienen de lugares hasta peores que de donde se encuentran por situaciones precarias.

Se viven situaciones muy aterradoras en los pequeños, se dice que niños vietnamitas saltaron una vez de un edificio de tres pisos pidiendo ayuda, eso ocurrió en el 2012. Esto sucede en un lugar llamado Ho Chi Minh, en una de estas fábricas clandestinas.

“11 niños y yo fuimos llevados en autobús desde el pueblo. Mis padres estaban contentos de que yo pudiera ganar algo de dinero. Hemos trabajado 2 años en la fábrica, desde las 6 de la mañana hasta la media noche, sin recibir un sueldo. Y si cometíamos errores nos daban con un palo”.

Fuente: lavozdelmuro