El momento más desgarrador al ver el llanto de este niño al pedir dinero

Cuesta realmente tomar el lugar de las personas muy necesitadas cuando te las topas por las calles pidiendo una moneda o algo para comer, la mayoría de las veces piensas que no es tan así y que lo hacen para obtener un poco de lastima de parte de otras personas. Probablemente algunas veces nos equivocamos y no es fácil reconocerlo, pero si es real que existe mucha gente por ahí con mucha necesidad y no podemos generalizar como si todas las personas fueran idénticas, y a veces te puedes encontrar personas que darían más por ti que alguna persona con dinero.

1

La historia conmovedora de hoy se trata de un niño de las calles de Nairobi, Kenya, su nombre es John Thuo, quien hacía lo posible para sobrevivir. La mayor parte de estos inocentes son catalogados como asaltantes y son vistos como descartados dentro de la sociedad, pero en el caso de John, era diferente tal vez el que marcaba la pauta con su humildad y sencillez.

Un día con esas cosas extrañas que tiene el destino, John se encontraba en la calle pidiendo dinero como siempre lo hacía, y se le acercó un auto donde venía una mujer de 32 años de edad, llamada Galdys Kamande, quien sufría de problemas en sus pulmones, causando que respirar fuera un problema y llevando consigo todo el tiempo un tanque de oxígeno, un concentrador de oxígeno y un generador.

2

Experimentó varias cirugías que hicieron que se rompiera un nervio óptico y perder completamente su vista quedando ciega. Cuando el niño la observó bien, le pregunto qué por qué traía todos esos aparatos puestos y Gladys le contó toda su historia, John soltó en llanto incontrolablemente al oír la trágica historia.

De inmediato se dio cuenta que él era muy afortunado aunque fuera tan pobre, y que existían personas que las estaban pasando mucho peor que él. Tomó la mano de Gladys e hizo una oración pidiendo que algún día tuviera el dinero suficiente para que Gladys se recuperara y no solo estaba muy conmovido, sino que le dio las pocas monedas que había recogido ese día.

3

En ese preciso momento un hombre presenció toda la tierna escena de ese hermoso momento y subió la foto en redes sociales haciendo que esto se hiciera viral, y pocos días después se creó un sitio que lo visitaban más de 3 millones de personas determinadas a donar para que Gladys se recuperara, recaudando el dinero para que ella pudiera realizar un tratamiento en la India, todo gracias a este conmovedor niño, la foto y miles de seres humanos con calor humano genuino.

4

Por eso se dice que las almas de las personas se complementan, Gladys decidió sacar a John de las calles para que nunca pase hambre y convertirse en la madre que nunca tuvo y a su vez John con su corazón tan grande brindar mucho agradecimiento y amor de una mujer que creyó tal vez estar solo en este mundo y que él ahora puede acompañar.

Imágenes y fuente: curiosidadeseducativas