Esta chica pudo vencer la anorexia con mucha disciplina y dedicación. El resultado es impresionante

Una mujer llamada Sophie Gajnik de 24 años de edad, de Melbourne, ha vivido en una lucha constante debido a su anorexia, todo comenzó en la universidad, el estrés y la presión del estudio no le dejaba mucho tiempo para ejercitarse o mantenerse en forma. Cuando ella se dio cuenta que aumentó cinco kilogramos, decidió tomar de decisión de comenzar una dieta muy estricta, en la cual solo podía comer 300 calorías por día. Se obsesionó tanto, que llegó al punto de pesar 30 kilos.

Según el diario Dailymail, Sophie comenzó a desarrollar graves condiciones médicas por su dieta restrictiva, como por ejemplo; daños en el hígado y osteoporosis. Pero fue empeorando cuando su cabello se empezó a caer, en ese momento Sophie se dio cuenta que necesitaba hacer un cambio en su vida de inmediato. Ella comentó lo siguiente: “Nunca estuve convencida de que tuviera anorexia, pero ¿cómo podía verlo? Si yo estaba tan hambrienta como delirante. Estaba muriendo”.

1
2

Antes de que esto sucediera, Sophie era amante de los deportes en su casa y en la escuela. Su padre le enseñó natación y el tenis. Pero cuando llegó el momento de ingresar a la universidad a los 19 años, su vida cambió.

“YO CONTABA METICULOSAMENTE CADA CALORÍA. NO TENÍA MÚSCULOS Y RARA VEZ PODÍA LEVANTARME A TIEMPO PARA IR AL BAÑO. TENÍA EL PELO LARGO Y ROSADO Y SI PASABA MIS DEDOS POR ÉL, SALÍAN 50 CABELLOS. FUE DEVASTADOR”.

3

4

“DECIDÍ ESTUDIAR PSICOLOGÍA PORQUE QUERÍA SER PSICÓLOGA O TRABAJADORA SOCIAL, PERO RÁPIDAMENTE ME DI CUENTA DE QUE NO PODÍA SER ESAS COSAS PORQUE SOY DEMASIADO EMOCIONAL. ASÍ QUE DESPUÉS DE UN AÑO, EN DICIEMBRE DEL 2011, CANCELÉ MIS CURSOS. MIS PADRES ESTABAN MUY PREOCUPADOS Y ME DIJERON QUE ESTABA ARRUINANDO MI VIDA. VINIERON DESDE FRANCIA A AUSTRALIA SIN NI SIQUIERA SABER HABLAR INGLÉS, ASÍ QUE ME SENTÍA COMO UN FRACASO. COMO UNA BASURA”.

5

Después se obsesionó totalmente con bajar de peso y ahí llegaron los problemas. Pero cuando llegó a una cita del médico, no pudo esconder lo que realmente estaba sucediendo, así que ella admitió que tenía anorexia.

6

“YO NO TENÍA OTRA OPCIÓN. TUVE QUE EMPEZAR A COMER O MORIRÍA. PERO DECIDÍ QUE QUERÍA HACERLO YO MISMA. NO QUERÍA QUE NADIE INTERFIRIERA CON MI COMIDA O ME ALIMENTARA CON BATIDOS ALTOS EN CALORÍAS. ESA FUE MI PEOR PESADILLA. AL PRINCIPIO, ME QUEDÉ CON LOS MISMOS ALIMENTOS CON LOS QUE ME SENTÍA CÓMODA, PERO COMÍA UN EXTRA DE 50 CALORÍAS EN CADA COMIDA”.

7

“Finalmente comencé a agregar alimentos de nuevo a mi dieta, como zanahorias, manzanas y pimientos. Me sabían muy dulces y sabrosos”.

Conforme pasaba el tiempo, el numero de la pesa fue aumentando y después de un año de recuperación Sophie volvió a los 50 kilos en el 2014.

“HACER CARDIO ES GENIAL PARA EL CORAZÓN, PERO TAMBIÉN QUERÍA SER MÁS FUERTE, ASÍ QUE EMPECÉ A LEVANTAR PESAS”.

8

Sophie estuvo un año entero trabajando en el gimnasio para mantenerse en forma y estar bien de salud, le ofrecieron el cargo de gerente en febrero de este año. Hoy en día, es muy conocida y todas la admiran por su gran dedicación y esfuerzo.

9

“SOY ADICTA A LAS PESAS Y ESTOY OBSESIONADA CON MANTENERME FUERTE Y ACTIVA. YA NO ME PESO NI CUENTO NADA DE LO QUE COMO. ME CONSIDERO TOTALMENTE RECUPERADA, PERO LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS SON UNA ADICCIÓN REAL, AL IGUAL QUE LAS DROGAS O EL ALCOHOL. SIEMPRE ME CUIDO DE NO VOLVER A LOS VIEJOS HÁBITOS. ME ALEGRO DE HABER PASADO POR TODO. FUE DOLOROSO, PERO ME ENSEÑÓ MUCHO. Y SI PUEDO AYUDAR A ALGUIEN COMPARTIENDO MI HISTORIA, ENTONCES VALE LA PENA”.

10

Fuente: dailymail